(+52)5539007695   (+52)5555125207

amigo tours

¿Cómo surgió la idea de las vacaciones?

En un principio las vacaciones solo las podían disfrutar las clases más acomodadas y la aristocracia. Hasta los años 60 en España, solo iban de vacaciones un grupo reducido de personas.

Por Mercadotecnia, el 02/08/2018

Etimológicamente vacaciones proviene de "vacare", estar vacante, libre, ocioso. El mundo romano es donde podemos encontrar los orígenes más remotos de las vacaciones. Concretamente las ferias latinas que Tranquinio el soberbio y último rey de Roma, en el siglo sexto antes de Cristo institucionaliza para la zona del Lacio, cuando era un momento de integración de los pueblos latinos que llevaban ofrendas a ese monte Albano en homenaje a Júpiter, tratando de dar libertad a los esclavos, se les concedía un día al año de "libertad". Luego fueron se aumentaron a cuatro jornadas al año de "descanso". Estas "vacaciones" se daban en un principio en el mes de abril.

Pero pasando el tiempo veremos como Julio César cambia el nombre de "quintilis" por Julio, en su propio honor, y después Augusto hace el mismo cambio en su honor cuando vence a Marco Antonio y Cleopatra en Egipto. Por ello los dos meses por antonomasia del verano son Julio y Agosto. Se mantienen hasta nuestros días y también el calendario Juliano que estuvo vigente hasta el año 1582.

Las vacaciones son un medio excelente para superar la ansiedad y dejar atrás tensiones estresantes. Para ello, el destino que se elija, para el período, debe ser adecuado. Hasta principios del sigo XX era común que los médicos escogieran cuidadosamente las vacaciones para sus pacientes, como se hace en general con los medicamentos.

En ciertos países, el empleador de un trabajador puede definir los días de vacaciones de sus empleados, como también la posibilidad de la acumulación de días si un año no se toman o se toman parcialmente. Por lo general, mientras el empleado se encuentra de vacaciones, los días que se ausente de su trabajo son remunerados, esta remuneración puede ser su paga habitual como parcial.

Así que, ¡No te desanimes! Y disfuta tus vacaciones al máximo.  Viaja , recorre el mundo o simplemente descansa de las arduas jornadas de trabajo.